Volúmenes de la cabina de almacenamiento

Los volúmenes son contenedores de datos que gestionan y organizan el espacio de almacenamiento en la cabina de almacenamiento. Los volúmenes se crean a partir de la capacidad de almacenamiento disponible en la cabina de almacenamiento, y facilitan la organización y la búsqueda de recursos del sistema. Este concepto es similar a usar carpetas o directorios en un equipo para organizar archivos con el fin de simplificar y agilizar el acceso.

Los volúmenes son la única capa de datos visible para los hosts. En un entorno SAN, los volúmenes se asignan a números de unidad lógica (LUN), que son visibles para los hosts. Los LUN conservan los datos de usuario a los que se puede acceder mediante uno o varios de los protocolos de acceso de host compatibles con la cabina de almacenamiento, incluidos FC, iSCSI y SAS.

Tipos de volumen que se pueden crear a partir de pools y grupos de volúmenes

Los volúmenes extraen su capacidad de pools o grupos de volúmenes. Es posible crear los siguientes tipos de volúmenes a partir de los pools o los grupos de volúmenes existentes en la cabina de almacenamiento.

Los volúmenes gruesos y finos extraen capacidad de la cabina de almacenamiento de diferentes formas:

El thin provisioning ayuda a evitar que se desperdicie capacidad asignada y permite que las empresas ahorren en costos iniciales de almacenamiento. Sin embargo, el aprovisionamiento completo ofrece la ventaja de una menor latencia, porque todo el almacenamiento se asigna de una vez cuando se crean los volúmenes gruesos.

Nota: EF600EF300 Los sistemas de almacenamiento EF600 y EF300 no admiten thin provisioning.

Características de volúmenes

Cada volumen de un pool o grupo de volúmenes puede tener sus propias características individuales según los tipos de datos se almacenarán en el volumen. Algunas de esas características son:

Durante la creación de volúmenes, se asigna capacidad a cada volumen y se otorga un nombre, un tamaño de segmento (únicamente grupos de volúmenes), una propiedad de controladora y una asignación de volumen a host al volumen. Los datos de volumen se cargan de manera equilibrada y automática en las controladoras, según sea necesario.