Decidir si se utilizará un pool y un grupo de volúmenes

Es posible crear volúmenes a través de un pool o de un grupo de volúmenes. La mejor selección depende principalmente de los requisitos de almacenamiento clave, como la carga de trabajo de I/O esperada, los requisitos de rendimiento y los requisitos de protección de datos.

Seleccionar un pool

Seleccionar un grupo de volúmenes

Nota: Debido a que los pools pueden coexistir con los grupos de volúmenes, una cabina de almacenamiento puede incluir tanto pools como grupos de volúmenes.

Diferencias de funciones entre pools y grupos de volúmenes

En la siguiente tabla, se incluye una comparación entre grupos de volúmenes y pools.

Uso Pool Grupo de volúmenes
Carga de trabajo aleatoria Mejor Bueno
Carga de trabajo secuencial Bueno Mejor
Tiempo de recompilación de la unidad Más rápido Más lento
Rendimiento (modo óptimo) Bueno: ideal para carga de trabajo aleatoria de bloques pequeños Bueno: ideal para carga de trabajo secuencial de bloques grandes
Rendimiento (modo de recompilación de la unidad) Mejor: generalmente mejor que RAID 6 Degradado: caída de rendimiento de hasta el 40 %
Fallos de unidad múltiples Mayor protección de datos: recompilaciones priorizadas y más rápidas Menor protección de datos: recompilaciones más lentas, mayor riesgo de pérdida de datos
Agregar unidades Más rápido: añadir al pool sobre la marcha Más lento: requiere una operación de expansión de capacidad dinámica
Compatibilidad con volúmenes finos No
Compatibilidad con discos de estado sólido (SSD)
Administración simplificada Sí: no es necesario asignar piezas de repuesto ni configurar RAID No: es necesario asignar piezas de repuesto y configurar RAID
Rendimiento ajustable No